lunes, junio 12, 2006

Robben, el último extremo















Cada cuatro años, durante el Mundial correspondiente, se puede apreciar la evolución del fútbol con respecto al anterior. Quizá una de las cosas que declinan en esa evolución es una de las claves de este deporte: el uno contra uno. Jugadores que, con la pelota pegada al pie, encaren y eliminen rivales por habilidad o velocidad buscando ventajas numéricas para su equipo. El mejor ejemplo de esta cualidad siempre ha sido representada por el extremo. Desde Garrincha, siempre ha existido ese tipo de jugador rápido, vertical, habilidoso, individualista, genial. Siempre pegado a la cal de la líneas de banda del césped. Paradigmas de esta especie, Gento, Ressembrink, Keegan, Giggs, Ginola, Lentini, Figo u Overmars por citar sólo algunos.

Sin embargo, el auge de los mal llamados carrileros ha arrinconado la figura del extremo puro hasta un nivel casi residual. No en Holanda. No en la escuela del Ajax, inasequible al desaliento y positivamente dogmática en su irrenunciable 4-3-3, con dos jugadores pegados a las bandas. Arjen Robben pertenece a la cantera del PSV Eindhoven, donde debutó para la élite futbolística, pero siente el fútbol igual que en Amsterdam. Mourinho se enamoró de él y, adelantándose al Barcelona, le fichó y le llevó a Londres. Ésta recién terminada no ha sido su mejor temporada, varias lesiones incluidas, pero da la sensación de que en la selección orange se siente en su salsa. Ante Serbia fué sin duda el hombre del partido. Se mostró imparable, valiente para encarar a los duros defensas serbios e incluso muy implicado con el partido, tratando de animar en cada córner a la ya de por sí efervescente y siempre fiel afición naranja. Pese a su incipiente alopecia, Robben sólo tiene 22 años, pero lleva sobre sus espaldas las esperanzas de su seleccionador Van Basten y el saber que su juego supone casi casi el último reducto de una especie en extinción: el extremo.

4 comentarios:

piterino dijo...

¿Crees que si se extiende el uso de este sistema 4-3-3 pueden renacer los extremos? Porque cada vez más equipos utilizan algo parecido a este sistema, y si se vuelven a "poner de moda", seguro que empezarán a salir de nuevo.

Buen post.

Daniel Cana dijo...

Ójala sea así. En un fútbol tan competitivo y físico como el actual, si no hay jugadores en las bandas cuya sola presencia supone amplitud de campo, más espacios y mediocampistas de toque,estamos condenados a ver partidos de permanente ida y venida de pelotazos por el centro, "juego embudo", valga la expresión.

Acabo de añadir un link de tu blog.

Saludos.

piterino dijo...

Gracias por el link! Y gracias por ofrecerte a ayudar a un lego absoluto en informática!!!

Matías Manna dijo...

Me lo imagino a Pep Guardiola aplaudiendo a Robben por su actuación. Ya no hay extremos. El sistema 4-3-3 volvió a la moda pero sin extremos natos como los usa y usó siempre (por suerte) Holanda.

Aplaudo a la escuela holandesa y a su identidad. Van Persie por la línea también viene bien. Creo que Portugal y Corea son los otros equipos que utilizan extremos netos en este Mundial. Ya saben por quién alentaré.

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan