martes, julio 04, 2006

Italia asombra siendo infiel a sí misma


Decía hoy el mítico Gianni Rivera en una entrevista que el triunfo de la azurra ante Alemania 4-3 en la histórica semifinal del Mundial 1970 "pacificó Italia". Después perdieron ante el mejor Brasil y posiblemente el mejor equipo de la historia del fútbol. Corrían tiempos convulsos en la política del país, como ahora más o menos, vamos, pero el impacto fue tremendo.

Veintiséis años más tarde, con el calcio sumido en una crisis de casi aún inimaginables proporciones por el llamado caso Moggi (escuchas ilegales, compra de árbitros, apuestas no permitidas, peticiones de descenso para Juve o Milan por resumir), la selección de Lippi ha asombrado futbolísticamente al mundo.

Italia, por primera vez en mucho tiempo, fue infiel a sí misma. No especuló, fue a por el partido, toda una semifinal de la Copa del Mundo en la caldera de Dortmund ante el anfitrión. Cuando el encuentro, jugado de poder a poder, digno heredero de ese clásico de 1970, se encaminó a la prórroga, territorio habitual de la cicatería italiana, Lippi se la jugó, y la actitud de los jugadores le correspondió. Hizo los cambios, metió a dos delanteros, mantuvo a Totti y a Pirlo e incluyó a Del Piero. Dos palos y, finalmente, por una vez el fútbol fue agradecido con el equipo valiente y el defensa Grosso, emulando a Tardelli en 1982, marcó el gol que daba a Italia el pase a su primera final desde 1994. Como colofón, Del Piero hacía el segundo de nuevo en una gran jugada.

El camino de Italia en este Mundial ha sido muy similar al de 1982, cuando fue campeona viniendo de una escandalosa temporada doméstica repleta de escándalos de apuestas ilegales y de descensos de equipos grandes, como ésta, también. Los profetas veían similitudes con ese Mundial de España y vaticinaban de nuevo el título, pero lo que nadie podia preveer era que iba a ser de esta manera. Italia eliminó a Australia con un penalty inventado y a Ucrania de aquella manera, pero todo cambió hoy en el Westfallen Stadion.

El triunfo de Italia no desmerece la actuación de Alemania. Ellos sí fueron fieles a su estilo. Fútbol directo pero con orden, con un gran soporte físico, un buen portero Lehmann, defensas rápidos, delanteros potentes y las gotas de calidad de su capitán, Ballack. Es un jugador grande, pero mezcla apoyos inteligentes en corto con sus compañeros con pases largos milímetros, aparte de su consabidas y temibles llegadas al área rival. Lástima que no haya llegado en su mejor físico, pero su impacto en la Premier League y en el Chelsea puede ser brutal.
Alemania también fue fiel en una cosa, desafortunadamente para ellos: pese a su gran tradición vicoriosa nunca han ganado a Italia en un Mundial.

En Italia, amén de su histórico vuelco de estilo, mención especial para Fabio Cannavaro. Personalmente siempre me pareció un poco bajito para ser un gran central, pero su actuación fue espectacular. Rápido, seguro en el corte, contagiando a sus compañeros, imperial. Desquició a los delanteros alemanes como ha hecho con el resto de los atacantes que se han cruzado en su camino. El mejor defensa del mundo ahora mismo, quizá sólo discutido por Fabian Ayala y Carles Puyol. El gran Baresi puede descansar tranquilo. El resto, funcionando a su mejor nivel, cada uno en su calidad, Buffon, Pirlo, Zambrotta, Toni, Totti mientras le aguantaron las piernas. Y Gattusso, sosteniendo casi en solitario el mediocampo cuando el equipo de fue definitivamente a por la victoria.

Italia se encuentra ante una oportunidad histórica. Ha comprobado que puede ganar y alcanzar finales obviando el catenaccio y simplemente jugando bien al fútbol, porque jugadores tuvo, tiene y tendrá siempre para ello. Ójala lo aprovechen y quede para la historia el día 4 de julio de 2006 como la fecha en que la Azzurra cambió su propio destino.


4 comentarios:

STS dijo...

Para mí ha sido el partido del mundial hasta el momento. Quizá uno de los mejores partidos que he visto en esta temporada, sino el mejor (y los que me conocen, saben que me caracterizo por ver muchos)
De Italia, por encima de todos destaco al mejor central del mundo, sin comparación con Puyoles, Ayalas y demás. Cannavaro es el defensa total, rápido, fuerte, ágil, con técnica y con una capacidad de salto que suple su carencia de centímetros. Alguien le ha visto cometer algún error en los últimos tiempos???
Y el otro pilar de este equipo es Buffon, este sí es el mejor portero del mundo, y no el que nos quiere vender el AS, el MARCA y Manolo Lama.
El resto del equipo se completa con jugadores como Gatusso, Zambrotta, Materazzi y Camoranesi, que mezclados con Pirlo, Totti, del Piero y compañía hacen un bloque y un equipo.
Lo importante en el fútbol son los bloques y no los jugones, con jugones solamente no vas a ningún sitio. Por eso cuando EQUIPOS como Italia se ponen a jugar y no sólo a defender, pasa lo que pasa.
De Alemania, felicitarle porque a su estilo ha llegado mucho más lejos de lo que merecía.

Csai D. dijo...

Como coincido en lo que dices, aquí te dejo el último párrafo de mi post. Me sorprendió que coincidiéramos tanto.

"Cuesta creer que lo que iba a ser el año más nefasto para el fútbol italiano, cuya liga quedó sumida en una orgía de corrupción y manipulación de resultados, lo mitigue su selección con la conquista de su cuarta Copa del Mundo, lográndolo además con una apuesta ofensiva que rompe los cánones de la esencia tradicional del balompié italiano. El mundo al revés".

piterino dijo...

Excelente Italia, "bravissima"!!

Yo pediría a los que no son muy aficionados a ver fútbol internacional y amistosos que vieran partidos previos de la Italia de Lippi ante Holanda (1-3 allí rompiendo la imbatibilidad de Van Basten) o la propia Alemania (4-1 jugando con tres puntas). Por cosas así yo "venía" a este Mundial esperanzado con que definitivamente la "azzurra" plantease una idea distinta de lo tradicional. Por eso me disgusté cuando vi cómo Lippi "reculaba" a las primeras de cambio, dejando tanto jugador ofensivo n el banquillo.

Veremos qué sucede hoy y el domingo. Un saludo, buen post!

hoeman dijo...

Qué curioso que los 3 defensas que nombras sean "bajitos" (175-178 está en la media), no? ¿Qué más da la altura? Si eres bueno, eres bueno.

Estoy en desacuerdo contigo en que Italia especula, ni mucho menos. Va a por el gol, eso si, sin prisa, y una vez lo logra, se mete más atrás para salir al contragolpe. Pero no especulan, siempre van a por el partido. Muchas veces el camino más recto no es el mejor.

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan