jueves, agosto 24, 2006

Una victoria sin merecerla no es una victoria

La frase que titula este post no es mía, es de Arrigo Sacchi y ha aparecido hoy en el estupendo suplemento sobre la Liga 2006/2007 publicado por el diario El País.

En una entrevista en la que demuestra su habitual lucidez, el maestro italiano habla sobre las diferentes formas de entender el fútbol en Europa. Apoya la sanción a la Juventus por el Moggigate y pone el ejemplo de la Premier League inglesa como una competición "con reglas duras que no permiten irregularidades ni trampas". Todo lo contrario de lo que ocurre en el calcio, donde impera la furbizia, picaresca. Según el creador del implacable Milan de los 80, en España "una victoria sin merecerla no es una victoria".
Ahí peca Sacchi de ingenuo. Históricamente en el Barcelona siempre ha ocurrido eso, con pitadas y pañuelos a equipos de Robson y Van Gaal que ganaban títulos pero no jugaban bien. También en el Madrid, que llegó a despedir al entrenador Beenhakker con el equipo líder de la Liga. No obstante, hoy día no corren buenos tiempos para la lírica...¿cuántos equipos sitúan de manera equidistante la victoria y la manera de obtenerla?

Comienza un nuevo campeonato liguero con el FCB como indiscutible favorito, y con la innegociable premisa de seguir ganando a base de buen fútbol...propósito que casualmente lleva dando resultados durante cuatro temporadas.
El enemigo para el vigente Campeón desde luego debe ser el Real Madrid. Sin embargo, con la llegada de Capello al banquillo blanco, todo ha cambiado. Anoche, tras la disputa del Trofeo Bernabéu en el que el equipo acabó jugando con seis defensas y siendo pitado por la afición, un jugador habitualmente sincero ante los micrófonos como Salgado reconocía sin rubor que "no vamos a jugar bien, pero ganaremos muchos partidos". Yo le preguntaría...¿y si no váis a jugar bien, qué te hace pensar que vas a ganar, con qué armas?

Todos los grandes equipos de la historia, el Madrid de Di Stéfano, el Barça de las Cinc Copes y de Cruyff, el Santos de Pelé, el Ajax de Cruyff y Van Gaal, el Milan de Sacchi o la Holanda de 1974 han tenido algo en común: intentaban ser los dueños del balón y de la iniciativa del juego. Capello propone un juego que en mi opinión está muy lejos de la cultura del Madrid, aunque triunfara fugazmente en 1997 poco antes de dejar tirado al club acudiendo a la llamada de Berlusconi (como después hizo también en Roma y Turín). ¿Aguantará el Bernabéu un juego de pelotazos y contrataque?
Contaba Sacchi también en la entrevista antes mencionada que Van Basten una vez le preguntó siendo jugador por qué ellos, el Milan, además de vencer debían convencer. Don Arrigo dice que le contestó "Porque la victoria queda en los libros, pero la forma de conseguirla queda en la cabeza y en el corazón de la gente". Amén.

5 comentarios:

olhadolh dijo...

Una cosa es no jugar bien, otra cosa es jugar feo y otra jugar mal.

Lo que propone Capello es feo pero no malo. Los titulos cantan.

piterino dijo...

Éste es el eterno y recurrente debate en el mundo del fútbol. Como no nos ponemos de acuerdo (ni nos pondremos nunca), cada uno opinará lo que considere.

Desde luego, las palabras de Sacchi dictan sentencia. Pero, ¿qué es jugar bien al fútbol? Llevamos unos días debatiéndolo en mi blog y tampoco nos ponemos de acuerdo. Parece que tiene que ver con desarrollar e imponer tu estilo, el que más favorece a tus características.

También me gustaría que recordáramos cómo jugaba la selección italiana de Sacchi en USA`94; o su Atletico de Madrid, además con resultados grises. Quiere esto decir que, sin discutir a Arrigo Sacchi, que es uno de los grandes maestros en la historia del fútbol, los entrenadores suelen ser más lúcidos ante un periodista que en un banquillo.

Daniel Cana dijo...

@Piterino

Creo que los análisis son mejores fuera del banquillo que en él por la presión a la que someten los dirigentes (que normalmente no tienen ni idea de fútbol pero no actúan como tales)a los entrenadores, privándoles del mínimo tiempo necesario para desarrollar su trabajo con alguna garantía.

@olhadolh

Capello siempre ha conseguido esos títulos gracias a las grandes estrellas que han tenido sus equipos en ataque, poseedoras de algo que él ningunea cuando no desprecia: talento. En el Madrid tuvo a Suker y Mijatovic, en Milan Savicevic, en Roma Totti o Cassano. En la Juve Del Piero o Ibrahimovic. Si sus equipos tuvieran los delanteros del Poli Ejido no sé qué títulos ganaría....

Saludos

Juan Carlos dijo...

@Daniel
Sólo una puntualización: el Madrid no despidió a Beenhakker siendo líder, sino a Radomir Antic. Fue el año de la primera liga perdida en Tenerife y el holandés fue, precisamente, quien sustituyó al serbio.
Saludos y perdón por ser tiquis-miquis.

Daniel Cana dijo...

@Juan Carlos

Tienes toda la razón, lo escribí al revés, efectivamente fue Antic el despedido. Gracias por el apunte. Saludos.

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan