domingo, octubre 01, 2006

Bill Shankly

El Ejército Rojo, la afición del Liverpool, conmemoró ayer el 25º aniversario de la muerte del legendario Bill Shankly. El homenaje de los seguidores reds a su mítico entrenador fue sencillo pero íntimo. Una simple pancarta alzada detrás de la figura de Shankly en las inmediaciones del estadio de Anfield rezaba “Bill Shankly 1913-1981. Hizo feliz a la gente”.

Los reunidos en el acto cantaron el “When the Saints Go Marching In”. Los barrotes de la verja en la puerta 'You'll Never Walk Alone' se vieron salpicados de ramos de flores y papeles en los que se recordaba aún, un cuarto de siglo después de su muerte, las proezas, la pasión y la emoción que ese hombre supo llevar a las gradas de Anfield y a los corazones de los que siguieron durante sus vidas al Liverpool. Por la noche se celebró una cena homenaje en la Shankly Suite, palco que se encuentra en la Tribuna Century de Anfield.

Y mientras el fiel ejército de seguidores del Liverpool conmemora la muerte de su mayor leyenda, un cuarto de siglo más tarde un hombre, Rafael Benítez, ha devuelto a la afición del Liverpool la misma emoción y esperanza y sobre todo felicidad que llevó Shankly en los mejores años de este centenario club.

Hay algo de Shankly en Benítez, algo que han reconocido los aficionados del Liverpool. Es la manera en la que trata a sus jugadores, motivándoles cuando les dice en sus mejores partidos que aún existe espacio para mejorar. El principal logro de Shankly fue el de convencer a sus jugadores de que eran 'supermanes'. Ahora Benítez hace lo mismo. Incluso en el espectacular gol de Peter Crouch frente al Galatasaray, el pasado miércoles, Benítez encontró una pequeña deficiencia técnica en la que trabajó con su delantero en el campo de entrenamiento de Melwood en los días posteriores al encuentro.

Pero quizás lo que vincula a los dos hombres completamente es su forma de vivir el fútbol, de manera total. La nieta de Shankly reconocía hace poco que su abuelo antepuso el fútbol a su familia y, aunque Benítez aunque habla de sus hijas en los actos del club, da la impresión aquí en Inglaterra de que fuera del balompié el técnico madrileño no existe, no tiene más vida, que no hay Benítez si no es para estar relacionado con algún aspecto del fútbol.

Estos días se habla de que el Liverpool abandonará la casa que Shankly construyó, el estadio de Anfield, para pasar a un nuevo super estadio. Quizás, quién sabe, dentro de 25 años se hable del estadio del Liverpool que se construyó en la era Benítez y su estatua de bronce pulido se levante delante de las puertas para la admiración de futuras generaciones del Ejército Rojo.


Recomendación:

La cita de Benítez y Shankly

1 comentarios:

Ignasi Noguer dijo...

Tras algunos cambios en el formato, el blog Tarjeta Roja vuelve a estar operativo.

Os espero

tarjetaroja.blogspot.com

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan