sábado, enero 13, 2007

Olympique Lyon, otro grande que sale a Bolsa

El Olympique de Lyon planea salir a Bolsa a mediados de febrero. En septiembre pasado el Gobierno francés autorizó la salida a Bolsa de los clubes deportivos, en respuesta a las peticiones de la Comisión Europea y de algunas entidades, como el Lyon. El club lionés ya se ha dirigido a la Autoridad de los Mercados Financieros, que es el órgano de control bursátil, para inscribir un documento previo a su eventual salida a Bolsa. El deseo es que la introducción pueda tener lugar dentro de poco más de un mes y que, a falta de definir qué parte pasará a manos de inversores, pueda reportar a las arcas del club unos 100 millones de euros.

Con ellos, el presidente desde 1987, Jean-Michel Aulas (en la foto recibiendo la medalla de la Legión de Honor francesa, quiere construir un nuevo estadio, que estaría listo en 2010. La intención es que los actuales accionistas conserven sus títulos y que la salida a Bolsa se haga a través de un aumento de capital.

El Lyon es el líder del fútbol francés, ya que ha ganado los cinco últimos campeonatos y va camino del sexto, aunque en Europa todavía no ha podido confirmar su potencial, al menos en lo que a resultados se refiere. Sus récords deportivos y una imagen no manchada ni por la imagen que proyecta, sin sus jugadores en las portadas de medios ajenos al deporte y sin público violento, hacen del Olympique de Lyon un buen candidato. La marca OL cuenta con 250 productos derivados, y de hecho las actividades distintas del fútbol suponen un tercio de los ingresos. En cuanto a las finanzas derivadas exclusivamente de traspasos, el Lyon ha demostrado saber haver bien las cosas. Descubrieron jugadores fichados a muy bajo coste como Essien o Diarra, y los han vendido por cuantías elevadísimas.

Un buen número de clubes, sobre todo británicos, ya cotizan en Bolsa. Después de que el Manchester United fuese excluido tras la opa de Glazer, el líder del sector es el Arsenal, cuyo valor en Bolsa apenas se corresponde con su fama. El subcampeón de Europa vale 435 millones de euros. La Juventus de Turín, castigada por el escándalo de compra de partidos Moggigate, ha caído a 200 millones.

El Olympique obtuvo unos beneficios de 15,9 millones de euros en el último ejercicio, con una facturación de 166,1 millones. La Juventus facturó 199 millones y perdió 36,5, y el Arsenal ganó 12 al ingresar 205 millones de euros. En España las sociedades anónimas deportivas pueden cotizar en Bolsa, aunque nadie ha dado el paso hasta el momento. No así los clubes deportivos, como el Athletic, Osasuna, Real Madrid o Barcelona, último campeón de Liga y Copa, que ingresó la temporada pasada 207 millones de euros y ganó 36,7.

Muchos de los desequilibrios existentes en el fútbol de hoy vienen dados por esta doble vía de gestión. Tenemos propietarios multimillonarios como Moratti, Berlusconi o Abramovich que año tras año hacen frente a las pérdidas con tal de presumir de que su capricho futbolístico luzca lo más reluciente posible. En España los clubes cada vez más frecuentemente recurren a operaciones poco edificantes en el mercado inmobiliario, y en el mejor de los casos, se buscan imaginativas operacioes económicas. ¿Es sostenible este modelo en el fútbol europeo hoy día? ¿Se imponen unas reglas de mercado, de topes salariales y de gasto y de igualdad de condiciones? ¿Persigue eso el G-14? Es un debate que no debería demorarse más.

En NdF | Club rico, club pobre
En Perarnau Blog | El club más rico del mundo
En BBC World | Récord de pérdidas para el Chelsea

Publicado originalmente en Notas de Fútbol.

0 comentarios:

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan