sábado, septiembre 22, 2007

Ronaldinho y Raúl, la diferencia es la actitud

ronaldinho_rijkaard_370x200.jpg
Basta con ver imágenes de hace apenas año y medio, de partidos ante Chelsea, Milan o Real Madrid, para comprobar que Ronaldinho a día de hoy parece un jugador distinto, una persona diferente. Cualquier futbolista puede tener altibajos en su rendimiento, pero nadie debería desmoronarse en una temporada si el estado físico es el correcto.

Ronaldinho no resiste esa comparación respecto a la temporada del doblete Liga y Copa de Europa, ni a las anteriores. Ha perdido velocidad y capacidad física, por eso ha desaparecido su regate, sus vertiginosas carreras hacia la portería, su alegría. Mantiene su visión de juego y su habilidad a balón parado.

El madridista Raúl González, inmerso como Ronaldinho en interminables debates mediáticos (como cualquier crack con su relevancia, historial y sueldo) sobre su rendimiento, sus goles, su presencia en la selección española....parece haber rejuvenecido en estos inicios de curso. Está jugando es su sitio, cerca de la portería, con lo que su cifras goleadoras se incrementan de nuevo.

Sin embargo, Raúl lleva años jugando de la misma manera. Elevado a figura con apenas 17 años, su desgaste ha sido tremendo en sus trece temporadas en el Madrid. Y aún así, su compromiso con su club, permanece intacto. No hablo ya de su importancia en el vestuario, declaraciones y participación en el entorno madridista. Me refiero en esta ocasión exclusivamente a los noventa minutos de cada partido. Es un futbolista con hambre, con deseos de competir y de ganar, que persigue cualquier balón o a cualquier rival en cualquier partido. Disfruta con su profesión pero también con el sufrimiento que ésta a veces requiere. Trabajo, responsabilidad. No es un jugador especialmente rápido ni técnico, pero eso no lo es todo.

Ronaldinho tiene todas las cualidades que deben adornar al mejor futbolista del mundo. Pero, ¿qué ocurre? ¿Las ha perdido? Como Raúl, también ostenta la capitanía de su equipo (segundo, tras Puyol), ¿en qué se nota? Tras ser sustiuido en el partido ante el Lyon se marchó felicitado y animado por todos sus compañeros, así como defendido después en sala de prensa, con lo que no parece ser un problema de vestuario. Los rumores sobre su vida privada y sus excesos nocturnos continúan, quién sabe con qué grado de realidad.

Pero lo que sí es una certeza es que el Gaúcho ahora mismo es un jugador limitado, que le cuesta cruzarse el campo para sacar dos córners consecutivos uno en cada esquina, y que es incapaz de realizar las jugadas de antaño. Su afición se debate entre mostrar su disconformidad con su rendimiento y entre el cariño y admiración por un futbolista que cambió el club en 2003, que tiró del Barça en uno de los momentos más críticos de su centenaria historia y que ha dejado momentos para el recuerdo y para la historia.

Ronaldinho debe dejar de quejarse si le sustituyen, o si no recibe un pase, o si la prensa duda de su comportamiento profesional. Si, como tanto proclama, adora el fútbol y es feliz en Barcelona, debe entrenarse para recuperar su condición física; en ese momento verá como los regates salen como antes, y olvidará la frustración que le acompaña ahora. Debe comprender que en el fútbol del siglo XXI la diferencia de nivel técnico se impone, pero siempre a igualdad física. Debe abandonar sus gestos de niño mimado y madurar, vivir como un futbolista, no como una estrella del rap. Su calidad y genialidad harán el resto. Y si tiene dudas de cómo poner en práctica todo lo anterior, tiene un gran ejemplo: Raúl.

En El Hacha | Ronaldinho en la piel de Muhummad Ali
En Diarios de Fútbol | Ronaldinho, de héroe a villano
En El País | Rijkaard pide una reacción a Ronaldinho
Santiago Segurola | Gigante Raúl

Actualización: Ronaldinho se cae de la convocatoria para el partido de esta noche ante el Sevilla por una contractura en un gemelo, según el parte médico oficial del club.

Publicado originalmente en Notas de Fútbol.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

¿"intelectual" y "fútbol"? vaya 2 palabras contradictorias..

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan