jueves, noviembre 08, 2007

John Terry, ¿un sueldo inmerecido?

El secretario de Estado para el Deporte del Gobierno británico, Gerry Sutcliffe, ha criticado esta semana los salarios de los futbolistas de la Premier League, haciendo hincapié en el salario del capitán del Chelsea y de Inglaterra, John Terry.

john_terry_260x330.jpg

El '26' de los blues cobra 215.000 euros a la semana, o, lo que es lo mismo, más de 11 millones de euros al año. Sutcliffe calificó como "obsceno" ese salario, argumentando que "Buena suerte para John pero es obsceno moverse en esas cifras. La gente en la calle no puede comprender salarios como el de Terry. El Chelsea tiene unos números rojos de 250 millones de libras y quizá puedan sobrellevarlo pero eso no es la vida real. Ese déficit no es sostenible".

Tras varios meses de negociaciones, Terry renovó su contrato con el Chelsea este pasado verano, hasta el año 2012. El acuerdo fue recibido en palabras del central con estas palabras: "Espero que los fans vean que estamos tratando de construir algo especial aquí, tanto para el presente como para el futuro. Yo quiero ser parte de esto". Evidentemente Mourinho aún estaba en el equipo, pero aún sin él nadie puede reprocharle a este jugador su compromiso con el Chelsea. Todos recordamos esfuerzos de Terry jugando para su equipo con lesiones, máscaras en la cara e incluso algún hueso roto. Pero, ¿alguien merece cobrar eso por jugar al fútbol?

El tópico capitalista dice que por qué no han de cobrar esas cifras si lo generan. Los futbolistas aparte de sus salarios en los equipos tienen otros ingresos, en muchos casos casi más cuantiosos como Ronaldinho o Beckham, por publicidad. En ellos es donde los más populares generan más beneficios. Peor el tema de los sueldos viene dado por una inflación que obliga a revisar y revisar contratos frecuentemente para evitar que el equipo de al lado te quite a tu estrella.

¿Soluciones? Se impone un límite salarial, quizá no por club sino por edad, categoría, internacionalidades etc...del futbolista. A partir de ahí que cada uno gestione sus ingresos publicitarios que lógicamente quedarían fuera de ese límite.

La UEFA y el G14 hace tiempo que recomendaron a los clubes no superar el 55% del presupuesto en gastos de personal. Casi todos los grandes rozan o superan esas cifras, por no hablar del Chelsea que gasta el 120% de sus ingresos en salarios. Y además, con esa regla, equipos con menos presupuesto tampoco podrían retener a sus mejores jugadores. Esos datos no son sostenibles para los equipos, que a pesar de ser entidades privadas algunas cotizando en Bolsa muchas veces siguen escapando a muchos controles económicos.

Yo no calificaría de obscenidad el sueldo de Terry como el ministro inglés; en muchos deportes (golf, béisbol, F1, NFL o NBA) hay sueldos muchos mayores. Además seguramente si algún futbolista europeo está comprometido con su equipo ese es John. El verdadero objetivo debe ser establecer unas reglas para todos que permita la competencia leal entre clubes y que no todo dependa siempre de un puñado (o de varios) de libras.

En Fútbol Intelectual | John Terry y la flema imperial

Publicado originalmente en Notas de Fútbol
 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan