jueves, octubre 15, 2009

Florentino en la CNN



"Debemos fascinar y conquistar el corazón de los aficionados de todo el mundo. Ganar y dar espectáculo". Éste es uno de los titulares que nos deja la entrevista de Florentino Pérez ayer en la CNN. Como deseo es muy loable. Como objetivo público de un presidente de un club como el Real Madrid, más discutible.

Mientras desde la dirección deportiva, Valdano y Pardeza, tratan de quitar del césped la presión de la inversión económica realizada por el club, mientras intentan ganar tiempo para ensamblar un equipo, mientras se intentar evitar las comparaciones con el juego del FC Barcelona, el presidente la devuelve de un plumazo.

Tras la derrota en Sevilla y las dudas del equipo en los partidos ligueros de casa ante rivales muy inferiores, se había recurrido a los tiempos del fútbol, a la dificultad de convertir a un equipo que hace cinco años que no juega unos cuartos de final de Champions League en una máquina de jugar bien fútbol en apenas un mes. Muchos medios y aficionados niegan que el Real Madrid tenga que jugar como el eterno rival, apelando a otras virtudes históricas del club.

Por tanto, ¿a qué se refiere Florentino con el espectáculo? Por una de esas coincidencias de la vida, un buen amigo se encontró en septiembre, durante el primer parón liguero por las selecciones, con Pep Guardiola en un hotelito de Formentera. Después se ha sabido que la familia Guardiola compartió esas mini vacaciones con...Jorge Valdano. Se dice que la admiración entre ambos es grande y mutua. Que comparten ideología futbolística y la manera de llegar a los triunfos. Valdano, que no es estúpido, mataría por que su equipo jugara como el rival. Sólo hay que repasar su etapa como entrenador o sus comentarios en Marca o en las retransmisiones de La Sexta de la temporada pasada. Pero no tiene jugadores para hacerlo. No tiene a Xavi o Iniesta. Xabi Alonso tiene muchas virtudes pero ni está dotado ni dispone de los compañeros adecuados alrededor para organizar una orquesta de juego al toque como la del Barcelona. Ataques rápidos, frontales, buscando la calidad individual de Kaká o Cristiano Ronaldo, y las definiciones de Benzemá. Por eso Valdano disimula y busca paciencia, y evita comparaciones mientras proclama otra manera de jugar. No se la cree, pero no tiene más remedio.

Hay muchas maneras de jugar bien al fútbol, e incluso de ganar partidos y títulos. Pero la excelencia, oportunamente avisada a navegantes ayer por Florentino, es otra cosa. El Madrid ha goleado a casi todos sus rivales en lo que llevamos de curso y la afición del Bernabéu, un poco aletargada en los últimos tiempos, no está satisfecha. Contra el Tenerife o el Jerez hubo pitos en las gradas. Se ha elevado el nivel de exigencia. Eso es muy bueno, ¿pero en qué dirección?

Florentino lo quiere todo. Como, humildemente creo que no ha aprendido la lección de su anterior etapa, cree que con poner un puñado de estrellas en el campo está todo hecho. El álbum de cromos del que habla Valdano. Difícil tesitura. El Madrid debe poner toda su estructura a trabajar en la misma dirección. Con casi un entrenador por año en la última década, el estilo ha quedado difuminado. Ganar por ganar no es una propuesta futbolística. Ganar lo quiere todo el mundo. Para ganar mucho hay que definir un método y trabajarlo. Eso es lo que no tiene el Real Madrid ahora mismo. Hablar de dar espectáculo es gratuito si no sabes cómo hacerlo. El equipo tiene mimbres y debe tener tiempo para conseguirlo, pero si averigüa de qué manera. La ilusión de ganar la Champions en Madrid este mayo es perfecta, pero debe estar fundamentada en algo. ¿Lo conseguirán? Involuntariamente, de verdad, no me he acordado de Pellegrini hasta el final del artículo...mala señal.

En El País - El Barça no quiere ser el Madrid
En Futbolitis - El Madrid no quiere ser el Barça
 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan