domingo, junio 27, 2010

Inglaterra paga la ronda


No fue un Inglaterra-Alemania clásico, de los de toda la vida. Por cierta falta de carisma en los jóvenes futbolistas alemanes, y por la profunda desnaturalización que ha sufrido Inglaterra con el desarrollo del torneo. Pero sí fue un partido entretenido, a ratos emocionante, y al mismo tiempo desconcertante comprobar en él la fragilidad de dos selecciones con tanta historia a cuestas.

Cierto e innegable que el partido no puede explicarse sin citar ese disparo de Lampard que todo el estadio de Bloemfontein apreció medio metro de la portería alemana salvo el árbitro. Era el 2-2, cerquita del descanso. Pero resulta una insuficiente justificación para una mala actuación de Inglaterra, que ni fue fiel a su pasado ni respetuosa y obediente con el presente.

Capello, entre gruñidos más propios de otra profesión y repitiendo actuación de codazos y gritos a Stuart Pearce en el banquillo, no ha logrado combinar la tradicional alegría ofensiva inglesa con un mayor rigor táctico, mezcla que iba a resultar imparable y para la que fue contratado y es excelentemente bien pagado. De hecho, ninguna de los dos. Si un equipo recibe un gol tras saque de portería, otro con sus dos centrales en la línea de banda y dos más en inferioridad numérica, algo ha de decir el entrenador.

Muchos errores en el fútbol pueden purgarse con culpas individuales. Terry jugó un horrible partido. El balón le sorprendió y sobrepasó en el primer gol y en ningún momento de partido pareció fiarse de su compañero de zaga Upson. Los dos en muchas ocasiones ocupaban el mismo lugar. Pero el extraño tembleque del capitán del Chelsea no explica por sí mismo el coladero ofensivo que fue Inglaterra durante todo el partido.

Hasta en cuatro ocasiones Alemania avanzó en contragolpe con más futbolistas que defensores ingleses, y siempre tras falta o saque de esquina en contra. A la tercera fue gol, el 3-1, y pudo haber alguno más. Horrible balance defensivo, impropio en un equipo de élite. Se observó con más nitidez que nunca que el desbarajuste de medio campo, cuando se tenía la pelota, era peor aún a la hora de correr hacia atrás. Ni Gerrard es interior izquierdo, ni Lampard organizador, ni mucho menos Barry mediocentro, y se nota. Incomprensible la ausencia de Carrick. Los tres se solaparon infructuosamente para construir mientras que se olvidaron de Müller, de Özil, de Poldolski. Si ya de por sí los cuatro defensas de Inglaterra no necesitan mucho para ponerse nerviosos, imaginemos cuando les atacan por mayoría absoluta.

Alemania aceptó tanta facilidad para acceder a cuartos de final. Juega seguramente el mejor fútbol de las últimas dos décadas como selección, aunque necesitará mucha más contundencia para estar cerca de la final. Por ejemplo, en los balones aéreos y en la robustez de su medio campo. Si no, corre el riesgo de quedarse en un equipo blandito más. En cualquier caso excelente trabajo de Löw desde el banquillo, asumiendo el cambio de generación con valentía. Será un placer verles competir contra Argentina.

Inglaterra se despide del Mundial con la misma decepción de las últimas ediciones, más convertida en resignación que otra cosa. Pocas lágrimas derramaron tras el partido. Aceptaron la derrota y asumieron su inferioridad; mientras Gerrard decía que "Sería mentir utilizar ese gol como excusa y decir que hubiera cambiado el partido, fueron mejor equipo", y Lampard lanzaba un enigmático "Quizá hemos conspirado contra nosotros mismos", Capello se agarraba a un clavo ardiendo. Habló del gol fantasma y de la tecnología. Hasta ahí llegamos todos, don Fabio. Un error que podía ser comprendible en 1966 resulta grosero en 2010. Pero debería mirarse el ombligo. Sí, con mucha cuota de responsabilidad hacia los jugadores como usted mismo reparte en cuanto puede. Pero cuando su método, su sustento, su razón de ser, su Ítaca particular...el resultado, no llega, no puede justificarse con "las pequeñas cosas las que deciden el marcador final". Quizá se refiera a la jodida pelota.

0 comentarios:

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan