lunes, julio 12, 2010

"¡Vamos Iker, vamos Iker!"


Resulta difícil escribir algo coherente cuando tu selección acaba de ganar la Copa del Mundo. Por emocionante, por lo que se comparte con mucha gente y, por qué no decirlo, por desconocimiento de lo que supone y cómo se vive. Cualquier aficionado al deporte en España ha disfrutado la alegría de que su equipo de fútbol gane la Champions League, un título europeo, una Liga o consiga un ascenso. Lo mismo en baloncesto, y más ahora con Gasol. Los seguidores del tenis tienen a Nadal, como antes tuvieron a Arantxa, Moyá o Bruguera. Alonso en F1. Los moteros. Perico, Induráin o Contador en ciclismo. Muchas opciones para identificarse y disfrutar del deporte en el triunfo.

La España de fútbol ganó la Eurocopa hace dos años, pero ay amigos, no es lo mismo. Eso lo sabemos ahora, cuando hace un rato que Iker Casillas ha levantado ese trofeo de oro que parecía tan lejano e inalcanzable. El análisis táctico y la crónica nos llevarían a describir la paciencia irrenunciable de España, el partido de menos a más de ese genio llamado Iniesta culminado con el gol, loar de nuevo las decisiones de Vicente Del Bosque, valorar la presencia de jugadores de La Masía como Sergio y Pedro en una final cuando hace dos años malvivían en los campos de tierra de la tercera división, reconocer el trabajo holandés tapando la salida de balón de Piqué y Busquets defendiendo de manera grupal, y al mismo tiempo aborrecer las groseras patadas consentidas por un árbitro infame y el mal perder de un equipo que hoy tiró parte de su romántica leyenda al vertedero. Muchos detalles, pero hoy la parte emocional del que esto escribe lucha por no quedarse fuera del texto, con Iker como hilo conductor. Permitidme un párrafo en primera persona.

El partido en casa de unos amigos, compañeros de viaje desde casi veinte años. Con diversas sensibilidades e ideologías, pero con mucho fútbol visto en común, y con la selección más decepciones que alegrías. Cuando Sneijder engancha una pelota en medio campo, ve el desmarque de Robben y le pone el balón en una carrera que supera a Piqué recién regresado de la banda medio k.o. tras la enésima caricia holandesa, se hace el silencio. Las risas, comentarios, algún que otro exabrupto, todo desaparece. Son unos segundos eternos. No estamos ciegos y sabemos que el gol casi fulmina el sueño de campeonar. Holanda ha resistido y con ventaja en el marcador la película se torna naranja. Quedaba media hora de juego pero el momento se antojaba decisivo. En medio del pavor general, me levanto del sofá y desde dentro de algún rincón del subconsciente, desde el recuerdo que se niega a aceptar otra dolorosa derrota en un Mundial, me sale un doble "Vamos Iker, Vamos Iker". Sólo pronuncio eso, pero realmente pienso "la para, la salva, no es gol". Casillas, con el exterior del pie derecho, evita el gol. No me pondré medallas: me daba pánico el estado de forma del portero cuando comenzó el campeonato y siempre he creído que ha disfrutado de una cierta protección periodística durante toda su carrera, superior a la de otros compañeros de profesión. Pero a veces una percepción espontánea supera a la realidad e incluso a la ficción.Veterano casi por obligación, héroe desde niño, Casillas ha resultado clave también fuera del campo, ejerciendo un liderazgo real pero contenido, propio pero compartido e integrador con tipos como Puyol y Xavi, que rozan el centenar de internacionalidades y que han ganado tanto como él.

Hubo más paradas en el partido, del propio Iker y también de Stekelenburg. Pero esa jugada en cualquier otro partido de España en una Copa del Mundo hubiera sido gol o gol. Como el penalty ante Paraguay. Y hoy no lo fue. Esta noche las cosas eran distintas. Una hora de fútbol y patadas más tarde, Iniesta, en otro instante que detuvo el reloj, hacía bueno un pase Cesc para dedicar un gol a su amigo Dani Jarque y, de paso, ganar el Mundial. No tiene gol, por eso se los reserva para las grandes noches. Mejor que la de hoy, ninguna.

0 comentarios:

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan