viernes, enero 21, 2011

Alves no engaña


La renovación del contrato que liga a Dani Alves con el FC Barcelona hasta 2012 continúa sin cerrarse. En el club desde 2008, aterrizando junto a Guardiola, el lateral brasileño debe considerarse sin dudar como uno de los solistas fundamentales en la precisa y virtuosa orquesta que es, desde aquel verano, el equipo azulgrana.

Disponer de un lateral que aporta desequilibrio ofensivo, que no está pero que siempre llega, que comprende y se asocia de maravilla con Messi, que no es un especialista defensivo pero realiza bien las coberturas, que puede hacer un gol de falta y que, permítaseme la ironía, incluso de vez en cuando pone un buen centro al segundo palo, es muy muy valorable. El problema es cuantificar cuánto. En euros, claro. Según el representante (y por tanto se entiende que según también el propio futbolista), más de los siete millones de euros netos por temporada que le ofrece el club hasta 2015 (y con efecto retroactivo desde la firma).
Desde el mes de mayo, aún con Joan Laporta -en plena fiebre de despedida fotográfica- en el cargo, se repiten sin éxito los intentos de acuerdo. En la pasada primavera la Junta anterior renovó a todos los pesos pesados de la plantilla y fichó a Villa, pero no pudo concretar la continuidad de Alves. Y es que el club se enfrenta a una disyuntiva tan antigua como el propio fútbol: acceder a la petición del futbolista o mantener una estructura salarial razonable arriesgándose a perder una de las joyas de la corona.

La jerarquia de sueldos del Barça tiene lógica. Primero Messi. Luego Xavi e Iniesta. Después Villa y a continuación Valdés, Puyol y Piqué. Casi parece la alineación en orden. Lo preocupante es que la masa salarial no deja de aumentar. La UEFA estableció un ratio ingresos/gasto en sueldos óptimo del 55%, con un 70% como límite. Al cierre del curso 09-10 era del 77%, y sin contar las primas a pagar si se ganan títulos este año. Es insostenible, hasta para el fútbol.

La oferta filtrada por el club, esos siete millones, me parece justa y razonable. El escalón salarial propuesto, también. La retroactividad de la oferta, detalle a tener en cuenta (son dos años “ganados” con el nuevo sueldo). Complementarla con ofertas de patrocinio para el futbolista, demostrando buena voluntad y no cerrar de manera intrasigente la negociación, gran idea. Ahora Dani Alves debe decidir si quiere continuar optando a todos los títulos o seguir los pasos de Yayá Touré (futbolista mejor pagado de la Premier antes de la renovación de Rooney con casi once millones netos), cambiando blindaje de oro financiero por incertidumbre deportiva. Es lícito, y él se ha mostrado bastante sincero al respecto, pretender obtener un gran contrato. Al igual que es sensato pensar que convertirse en el segundo mejor pagado de la plantilla, ahora mismo, no está a su alcance.

1 comentarios:

Joan dijo...

El mejor "2" de la historia.

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan