lunes, marzo 07, 2011

La importancia del debate superado

Desde 1988, con el único interludio de Bobby Robson y José Mourinho en la temporada 1996/1997, el FC Barcelona ha decidido poner el balón en el piso y construir fútbol en base al juego corto y combinativo. A veces con éxito a veces sin él, con resultados y con derrotas, con futbolistas holandeses o sin ellos, casi siempre con canteranos de La Masía, que en ocasiones funcionaron bien y en ocasiones no tanto. Aun con Serra Ferrer, obligando incluso a Fabio Rochémback a no dar pelotazos.

Esa es la gran ventaja competitiva actual del Barcelona respecto al Real Madrid. No es garantía de títulos, no exime de errores, no es mejor que cualquier otra idea, pero sirve como comienzo. Supone además un ahorro en energía y la posibilidad de centrar los debates en cuestiones futbolísticas pero más cercanas al césped que al palco de autoridades. La excepcional primera mitad del Madrid anoche en Santander y las reacciones posteriores de gran parte de prensa y aficionados denotan una evidencia muy negada últimamente: el fútbol combinativo gusta, sí, también en el Bernabéu. Como dice un buen amigo, puede precisarse que el juego del Madrid fue o deba ser variado: toque, balón largo y contragolpe, y que esa mezcla sea el principal valor madridista. El Barça, a su manera, siempre fue menos prosaico y a veces bordea el barroquismo.

En cualquier caso, siendo sinceros, con la superioridad financiera que el Real Madrid y Barcelona disfrutan respecto al resto de rivales, resulta cuanto menos sorprendente que un doble pivote repleto de músculo sea imprescindible para jugar muchos partidos de Liga. Con su Khedira y/o Lass acompañando a Xabi, Mourinho se ha dejado puntos (y buena parte del campeonato) en Mallorca, Almería, A Coruña y Pamplona, además de un 5-0 en el Camp Nou. Esa manera de jugar, con Cambiasso, Zanetti, Motta, con Sneijder por delante, le proporcionó diez empates a domicilio en la última temporada en Milán; suficientes para ganar el Scudetto, imposible ante el actual Barça. Es muy sorprendente que Mourinho haya tardado 27 semanas en darse cuenta y que ni siquiera pueda darle continuidad al cambio

2 comentarios:

GERYON dijo...

UN 4-4-2 en rombo contra un equipo de la zona media baja de la tabla que ha jugado 3 partidos en 8-9 días puede ser un experimento bonito.
Pero salir así contra 3 centrocampistas de cierto nivel hubiese provocado innumeros fallos de Xabi Alonso.
Hay algo que nadie dice por ahí y es que el Racing jugó bastante mal.
-
LA AVARICIA CULÉ
y la decadencia de la liga española
http://futbolisticametrica.blogspot.com/2011/03/la-avaricia-cule-y-la-decadencia-del.html

Mtzsof dijo...

Mourinno es un genio, un gran entrenador lleno de títulos y eso nadie se lo puede negar, miren lo que ha echo con equipos como Oporto, Chelsea e Inter de Milan

 
Copyright 2009 ADN Fútbol. Powered by Blogger Blogger Templates create by Deluxe Templates. WP by Masterplan